Cuando la primera temporada del creador. finca brunson‘s Primaria Abbott llegó a su fin hace más de un año, marcó el final de una sólida comprensión de un espectáculo que se sintió tanto agudamente divertido como encantador de una guisa que la mayoría de las comedias solo podrían aspirar a ser. Por supuesto, cuando se prepara para una segunda temporada, siempre existe la duda de si puede igualar el franja detención establecido por lo que lo precedió. Este software no solo está en camino de hacerlo, sino que igualmente existe el potencial prometedor de que incluso supere lo que caldo antaño.

Si aún no has tenido la suerte de ver la primera temporada, es mejor que empieces ahora; La temporada 2 no pierde el tiempo en ponerse en marcha. La escuela primaria ficticia de Filadelfia está comenzando las clases nuevamente y todos los maestros tienen que adaptarse a desafíos adicionales este año. Janine (Brunson) es tan jovial como siempre, a pesar de atravesar luchas personales posteriormente de terminar una relación recientemente y tener que sufrir un chiste financiero como resultado. Gregorio (tyler james williams) igualmente está pasando por sus propios desafíos de relación que igualmente se han conocido envueltos en su trabajo de maneras muy incómodas. Adjunto a ellos están Melissa (mújol ann walter) que tiene que responsabilizarse la enseñanza de más alumnos, y Bárbara (sheryl lee ralph) que está tratando de encontrar una guisa de obtener bienes para las deyección básicas para apoyar a los estudiantes. Luego igualmente están Jacob (chris valentísimo) y el Sr. Johnson (Guillermo Stanford Davis), quienes pasarán la Semana del Avance con ellos.

Para complicar todo esto, está la gloriosa amenaza de un director que es Ava (janelle james) que es tan caótico como siempre. Cada momento que aparece en la pantalla es maravillosamente impredecible, ya que la supuesta líder de la escuela sigue siendo egocéntrica y sarcástica. Esto asegura que sirva como un gran complemento para Janine, quien, en medio de sus propias luchas personales y una montaña de desafíos institucionales, sigue tratando de mejorar las cosas para los estudiantes. Es un camino difícil que está repleto de contratiempos, aunque Brunson interpreta al personaje con tanta sinceridad que hace que cada momento en que ella se ve socavada se sienta divertido y desgarrador. No encuentra risas a su costa, ni oculta las realidades de lo difícil que puede ser la profesión. Más acertadamente, cada risa es una catarsis para cualquiera que haya tenido que trabajar en un trabajo que te mastica y te escupe a pesar de todo el cuidado que le pones. Primaria Abbott puede ser tan sincero como su personaje central, que es precisamente lo que hace que el humor, a menudo mordaz, aterrice tan acertadamente. La yuxtaposición entre el optimismo prevaleciente de Janine y las realidades del trabajo siguen yendo de la mano a la perfección.

abbott-elementary-temporada-2-3
Imagen vía ABC

En los primeros dos episodios compartidos con los críticos, el software continúa capitalizando esto para ser divertido y enfocado. Desde las conversaciones francas en el salón del personal hasta los típicos apartes de entrevistas de espurio documental que brindan interjecciones cómicas, todo sigue siendo nítido y congruo tonto. Aunque Abbott Elementary se friso en las experiencias vividas de los maestros en su día a día, hay una universalidad simultánea en la experiencia de la clase trabajadora que igualmente captura sin perder nunca su especificidad. Esta no es una correr factible, pero Brunson y compañía hacen que parezca que lo es, ejecutando todos los grandes momentos cómicos con una sincronización tan precisa de las bromas que se suceden una tras otra. Un momento en el que se les pregunta a los personajes si alguno de ellos conduce un automóvil específico se acerca sigilosamente a los espectadores en el expresión silencioso y divertido de todos ellos levantando la mano. Aunque algunos momentos pueden sentirse un poco anticuados al tratar de hacer referencias a la civilización pop que desde entonces se han desvanecido de nuestros expresiones, los chistes y bromas más sutiles tienen una atemporalidad que compensa cualquier paso en espurio.

Lo que hay que asegurar en todo esto, y esto no se puede exagerar lo suficiente, es que Abbott Elementary no pretende ser del todo serio, incluso cuando toca verdades perdurables en sus escenarios. La honestidad es lo que hace que el humor funcione tan acertadamente, aunque igualmente está envuelto en una sensibilidad congruo dulce que mantiene las cosas ligeras. La temporada pasada vio una extraña corriente subterránea de espectadores que expresaban el deseo de que el software abordara los eventos actuales o las realidades más horribles de lo que significa ser un perito. Si acertadamente ciertamente hay un área para esa importante conversación, este software no pretende resolver todos los problemas del mundo foráneo. Por encima de todo, es un software de comedia y muy divertido. Primaria Abbott ciertamente no se anda con rodeos a la hora de dar algunos golpes en el sistema deterioro en el que operan los personajes, pero igualmente se asegura de equilibrar eso con un profundo sentido del diversión. Su trabajo, con todos sus desafíos, igualmente puede ser ridículo. Aún más significativo es que estos personajes no están definidos por sus trabajos, y el software igualmente se asegura de explorar algunos de estos escenarios de maneras refrescantemente tontas.

Un gran ejemplo de esto es una broma recurrente sobre un personaje que siempre confunde a actores famosos, que se presenta en el segundo episodio. No solo es uno de los mejores del software, sino que funciona más allá del marco de la escuela. Termina revelando la división generacional y cómo las conexiones entre compañeros de trabajo pueden conducir a bromas internas divertidas para romper las dificultades del día. Esto es poco que Abbott Elementary igualmente es excelente para dibujar, asegurando que conozcamos los aspectos multidimensionales tanto de los personajes como de la identidad cómica del software en sí. Si acertadamente hay mucho más por delante en esta temporada que determinará si puede seguir así, la comprensión hasta ahora es un aparición prometedor y un regreso bienvenido para todos los involucrados.

Clasificación: A-

Puedes ver el primer episodio de Abbott Elementary a partir del 21 de septiembre en ABC y al día futuro en Hulu, con episodios posteriores lanzados semanalmente.