Gracias al gravedad del multiverso Marvel, las variantes de personajes populares pueden ser reimaginaciones completas de ideas clásicas. Las personas como Spider-Man se pueden reinventar para reflectar diferentes géneros como el noir o centrarse en principios que generalmente faltan en esas historias, como la música en Spider-Punk.. A veces, los creadores incluso lo usan como un medio para hacer relato a otra obra de arte, más o menos transformando un personaje de Marvel en una carta de sexo a una tira cómica amada.

La traducción de Franklin Richards de Franklin Richards: Son of a Genius historias toma más señales de Calvin y Hobbes que los Cuatro Fantásticos, lo que lo convierte en una de las variantes más caricaturescas y encantadoras del personaje.

Los Cuatro Fantásticos Franklin Richards Calvin & Hobbes 1

En la mayoría de las versiones del Universo Marvel, Franklin Richards se encuentra entre las fuerzas más poderosas del cosmos. Si admisiblemente los eventos actuales en la lista de tiempo de Earth-616 lo han dejado impotente, generalmente es una figura de nivel universal, capaz de crear otras dimensiones de saquillo completas si así lo desea. Pero ese no es el caso en la Tierra-6513, donde Franklin es un personaje mucho más cómico y humano. Así fue la traducción de Franklin que apareció en el corazón de Franklin Richards: Son of a Genius serie de historias. Ilustradas por Chris Eliopoulos y coescritas por Eliopoulos y Marc Sumerak, las tiras de respaldo iniciales que aparecen en Power Pack condujo a una serie de aventuras únicas centradas en el personaje, con la pareja colaborando en doce de ellas antiguamente de que Eliopolus se hiciera cargo de las últimas tres.

En su mundo, Franklin es un peque travieso y estrambótico, cuya vida con los Cuatro Fantásticos le ofrece muchos principios absurdos con los que interactuar. Para cuidarlo, su padre construyó una traducción de HERBIE, quien rápidamente se convirtió en el compañero constante de Franklin. Juntos, la pareja se embarcó en una serie de aventuras, todas reflejando una perspectiva más inmaduro del Universo Marvel. Franklin se metía con frecuencia en problemas en el edificio Baxter como resultado de brincar con los inventos de su padre, causando todo tipo de caos que él y HERBIE tendrían que resolver sin que nadie se diera cuenta. Además se encontró con otros principios del Universo Marvel: en varios puntos se enfrentó a un impostor Skrull, le robó dulces a Hulk y se enamoró recíprocamente de Katie Power of the Power Pack.

Los Cuatro Fantásticos Franklin Richards Calvin & Hobbes 3 (1)

En muchos sentidos, esta traducción del personaje es una reinvención de Calvin y Hobbes de Bill Watterson., que sigue siendo una de las tiras cómicas más alabadas por la crítica de todos los tiempos. El Calvin titular era un peque travieso e imaginativo, cuyo distintivo diseño rubio puntiagudo y su comportamiento sorprendentemente introspectiva aún resuenan en los lectores décadas posteriormente. Su mejor amigo era su tigre de peluche Hobbes, una creación tranquilamente filosófica pero casualmente tonta. Los vuelos de ilusión de las tiras cómicas llevarían a Calvin a todo tipo de lugares extraños y a otros géneros, a menudo parodiando personajes de ciencia ficción, noir y superhéroes. Reinventar a Franklin en este estilo funciona muy admisiblemente para el personaje, que rápidamente obtiene un par de paralelismos con Calvin, así como algunas ventajas sobre el peque más sensato.

HERBIE actúa como suplente de Hobbes, pero es un cancerbero mucho más cauteloso que un amigo reservado. Los vuelos de ilusión de Calvin se vuelven muy reales para Franklin, quien no necesita usar su imaginación para interactuar con extraterrestres y héroes enmascarados. En particular, la relación de Franklin con su dulce causa y su padre distraído está muy remotamente de la relación más sardónica y cáustica que Calvin tiene con sus padres, quienes a menudo son retratados como emocional y físicamente agotados por las payasadas de Calvin (mientras mantienen un sexo firme por sus padres). hijo independientemente). Las historias de Franklin Richards siquiera tienen tanto subtexto introspectivo como Calvin y Hobbes., que fue uno de los principios que efectivamente lo elevó a su posición coetáneo entre las leyendas del condición. Pero aún es divertido ver a Franklin adoptar un tono más abiertamente tonto y travieso, dándole al personaje de más de cincuenta primaveras un toque de aventura inmaduro y ilusión que a veces puede evitar en el núcleo del Universo Marvel.